viernes, 11 de agosto de 2017

Lenguaje Corporal ¡Así no ... ya perdiste!

Aunque tengas las respuestas correctas, tus posturas y movimientos erróneos te pueden traicionar en una entrevista de trabajo. Los seres humanos somos más visuales, que auditivos. Si el lenguaje corporal de una persona contradice sus palabras, la gente se inclinará a creer lo que ve.


Bien dice el dicho: "No es lo qué dices, sino cómo lo dices" es una verdad irrefutable. Así usted debe de ser capaz de comunicar efectivamente su profesionalismo verbal y no verbal. De todas maneras, unas recomendaciones no estan demás.

No al número 4. Nuestras piernas tienden a moverse más de lo normal cuando estamos nerviosos, estresados o cuando no decimos la verdad. Trate de mantenerlas quietas y no cruce el tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta, ya que formamos la figura del número 4 y esto, generalmente es percibido como una conducta defensiva.

El triturador de huesos. La gente agresiva da apretones de mano firmes y aquellos con baja autoestima tienden a dar un apretón de manos flojo. 
Un apretón ganador tiene tres pasos: 
1. Asegurese de que sus manos estén limpias y con las uñas bien cuidadas.
2. Sus manos deben de estar libre de transpiración.
3. Salude con un apretón firme y una sonrisa cálida. 

Los ojos, la ventana del alma. El contacto visual ayuda a que su entrevistador se sienta agusto. Cuando salude mire directo a los ojos y piense: "Encantado de conocerlo" esto lo hará sonreir y la otra persona se dará cuenta de su ánimo positivo.

Brazos, manos, dedos. Mantenga sus brazos al lado de su cuerpo, no atrás. Esto demuestra que no esta asustado. Cuando el entrevistador le haga una pregunta difícil como: "¿por qué esta dejando su anterior trabajo?", mantenga las manos juntas, con los dedos entrelazados, así no podrá tamborilear o golpear nerviosamente el escritorio. ¡Suerte!   

Fuente: Libro "Cómo conocer a las personas por su lenguaje corporal" - Leonardo Ferrari  

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres



lunes, 5 de junio de 2017

Un cambio que si influye en el desempeño

En el trabajo hay veces que sentimos que todo esta en nuestra contra: malos entendidos, errores que tienen como consecuencia un alto costo de reparo, un desempeño no eficiente pues nos desmotivamos rapidamente ante ciertas dificultades y no rendimos como debieramos o incluso nos preguntamos ¿por qué estamos cómo estamos? siendo nuestro pedido una urgente necesidad de cambio para mejorar. Existen para ello tres componentes que cualquier persona interesada en mejorar su desempeño tiene que analizar: sus características personales, sus competencias y su comportamiento. Son estos tres componentes los que impactan en los resultados de una persona en el trabajo.


Las características personales engloban tres aspectos: la condición física de la persona, sus rasgos de personalidad y su inteligencia, en un sentido amplio. Las tres se forjan a partir de nuestra genética o en nuestra juventud. Por eso no hay que tratar de cambiarlas, no hay que pedir peras al olmo y creer lo que no somos. En cambio, si resulta útil ser consciente de ellas, es decir, el AUTOCONOCIMIENTO.

Las competencias se definen como las características personales que son causales de un exitoso desempeño, que pueden ser habilidades técnicas o de conocimientos, o conductuales, como liderazgo o trabajo en equipo, que van a servir en cualquier posición que un trabajador ocupe en alguna empresa. Aqui lo mejor es aprovechar las FORTALEZAS, pues no se puede pretender ser perfecto en todo.

En cuanto al comportamiento, lo que hay que cultivar son nuestras inclinaciones, por ejemplo cuando nos equivocamos en determinadas situaciones, y el mal humor nos asalta o nos ponemos más nerviosos de lo normal, la solución: El AUTOCONTROL, nada más ni nada menos.

En la conjunción de estos tres componentes se produce la relación de Pareto: 10% de cambio positivo en uno produce una mejora del 80%, así mismo cuidar nuestras inclinaciones un 10% de las veces, puede producir un 80% de mejora en nuestro desempeño del trabajo.

Fuente: Libro "Desarrollo de Habilidades Directivas" - Whetten & Cameron

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres

  

sábado, 22 de abril de 2017

Tipos de Coaching

A lo largo de los años el coaching ha surgida como profesión y se ha especializado para muchas áreas y usos específicos. Asi mismo han surgido una gran variedad de tipos por ESPECIALIDAD y por MODALIDAD. Veamos a continuación de qué tratan algunos de ellos:


- Por Especialidad:

  1. COACHING PERSONAL: también llamado life coach, hace referencia al Coaching de habilidades para la vida diaria. Se trabaja en los proyectos de vida, la misión personal, los objetivos, las estrategias para el cambio, etc. Este tipo de Coaching persigue el bienestar del individuo en los diferentes ámbitos de su vida personal.
  2. COACHING EMPRESARIAL: consiste en ayudar al cliente a clarificar y alcanzar sus objetivos. En el caso del coaching empresarial, el coach además de poseer habilidades propias de coaching, debe tener conocimiento del mundo empresarial y de los criterios empleados en los negocios .
  3. COACHING ORGANIZACIONAL: es un proceso cuyo propósito es optimizar la gestión de la organización de acuerdo a su propia misión, visión y valores. Para ello el coach observa a la organización en funcionamiento, buscando generar un cambio en su cultura. Es decir, en todas aquellas normas, reglas, sistemas de creencias y conductas que operan de modo automático en la organización y que están generando resultados que no son los deseados. Es adecuado para: Planificar y reformular la estrategia de la compañía, Lograr un cambio en la cultura empresarial, Gestionar políticas empresariales, Rediseñar la estructura de la organización.
  4. COACHING EJECUTIVO: es un proceso que persigue como objetivo prioritario el máximo desarrollo profesional y personal del ejecutivo (coachee) que dirige lo departamentos o destinos de una empresa.
  5. COACHING PARA EL LIDERAZGO: una herramienta para convertirse en líder que irradia e inspira a los demás. El líder coach tiene que desarrollarse equilibradamente en cuatro areás: Liderazgo Productivo, Liderazgo Motivacional, Liderazgo Estratégico, Liderazgo Personal.
  6. COACHING ONTOLÓGICO: desarrolla en los participantes las competencias claves requeridas para su formación como capacitadores. El crecimiento personal, el desarrollo humano y la superación se centran en el Ser en este caso, en el individuo como tal a través de la trasformación trascendental. El coach ontológico te facilita el cambio en tu vida, cuestiona las percepciones, creencias e interpretaciones de su coachees con las preguntas necesarias para hacerlos reaccionar sobre sus comportamientos habituales y rutinas. Así, se hace consciencia de lo que somos y lo que queremos ser. Nos ubica no solo en el aquí y en el ahora, sino en lo que seremos en adelante. Nos hace reaccionar ante lo que hemos sido y hemos estado haciendo hasta ahora.
  7. COACHING DE ATRACCIÓN: utiliza una combinación de la Ley de la Atracción y el Coaching afirmando que creamos nuestra propia realidad a través de los pensamientos.
  8. COACHING FAMILIAR: enfocado a la búsqueda del bienestar de toda la familia y la conquista de lazos familiares armónicos y acordes con la idea que la familia tenga de su felicidad.
  9. COACHING TRANSFORMACIONAL: es una disciplina enfocada en el desarrollo de la persona desde sus valores, competencias y aspiraciones de mejora. El coaching transformacional te ayuda a lograr un estado permanente de presencia, que te permite recibir guía para identificar la oportunidad que hay detrás de cada evento y las infinitas posibilidades que se derivan de él. Un coach transformacional te ayuda a comprender las leyes y principios que rigen el universo, la forma de manejar tu energía y el impacto de tus acciones en tu realidad diaria. Su misión es la de proveerte un espacio para que desde tu verdadera grandeza, la cuál reside en dimensiones muy superiores a las la del ego, se produzcan cambios cuánticos.
  10. COACHING DE SOMBRA: una rama particular del coaching que busca brindar un análisis de lo que hay debajo de la superficie de la dinámica en la que se desenvuelve el cliente. Es un tipo de entrenamiento en el que un coach te observa actuar en contextos donde experimentas dificultades.
- Por Modalidad.

  1. Coaching Individual
  2. Coaching Grupal
  3. Coaching Presencial
  4. Coaching por email
  5. Coaching online

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres