jueves, 31 de agosto de 2017

¡Hola! Soy tu síntoma


¡Hola! Soy tu síntoma

Dolor de rodilla, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, depresión y la lista sigue y sigue.

Intento hablarte en un lenguaje que comprendas. ¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. ¿Vas comprendiendo? Para ti, yo el síntoma, soy "La Enfermedad". 
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas. Gastas dinero sólo para callarme. 

Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma, la única alarma que está intentando salvarte. La enfermedad es tu estilo de vida, tus emociones contenidas, eso sí es la enfermedad. 

La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir. Cuando yo, "el síntoma", aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que debes consultar también con tu estilo de vida, con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones. Por favor, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo y hagas los cambios que requieres, más rápido me iré. Por favor, déjame sin trabajo. Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita.

Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia como si yo fuera un trofeo. Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.
Cada que me presumes, realmente estás diciendo: Miren, no soy capaz de analizar ni comprender mi propia vida. Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa. Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres

viernes, 11 de agosto de 2017

Lenguaje Corporal ¡Así no ... ya perdiste!

Aunque tengas las respuestas correctas, tus posturas y movimientos erróneos te pueden traicionar en una entrevista de trabajo. Los seres humanos somos más visuales, que auditivos. Si el lenguaje corporal de una persona contradice sus palabras, la gente se inclinará a creer lo que ve.


Bien dice el dicho: "No es lo qué dices, sino cómo lo dices" es una verdad irrefutable. Así usted debe de ser capaz de comunicar efectivamente su profesionalismo verbal y no verbal. De todas maneras, unas recomendaciones no estan demás.

No al número 4. Nuestras piernas tienden a moverse más de lo normal cuando estamos nerviosos, estresados o cuando no decimos la verdad. Trate de mantenerlas quietas y no cruce el tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta, ya que formamos la figura del número 4 y esto, generalmente es percibido como una conducta defensiva.

El triturador de huesos. La gente agresiva da apretones de mano firmes y aquellos con baja autoestima tienden a dar un apretón de manos flojo. 
Un apretón ganador tiene tres pasos: 
1. Asegurese de que sus manos estén limpias y con las uñas bien cuidadas.
2. Sus manos deben de estar libre de transpiración.
3. Salude con un apretón firme y una sonrisa cálida. 

Los ojos, la ventana del alma. El contacto visual ayuda a que su entrevistador se sienta agusto. Cuando salude mire directo a los ojos y piense: "Encantado de conocerlo" esto lo hará sonreir y la otra persona se dará cuenta de su ánimo positivo.

Brazos, manos, dedos. Mantenga sus brazos al lado de su cuerpo, no atrás. Esto demuestra que no esta asustado. Cuando el entrevistador le haga una pregunta difícil como: "¿por qué esta dejando su anterior trabajo?", mantenga las manos juntas, con los dedos entrelazados, así no podrá tamborilear o golpear nerviosamente el escritorio. ¡Suerte!   

Fuente: Libro "Cómo conocer a las personas por su lenguaje corporal" - Leonardo Ferrari  

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres



lunes, 5 de junio de 2017

Un cambio que si influye en el desempeño

En el trabajo hay veces que sentimos que todo esta en nuestra contra: malos entendidos, errores que tienen como consecuencia un alto costo de reparo, un desempeño no eficiente pues nos desmotivamos rapidamente ante ciertas dificultades y no rendimos como debieramos o incluso nos preguntamos ¿por qué estamos cómo estamos? siendo nuestro pedido una urgente necesidad de cambio para mejorar. Existen para ello tres componentes que cualquier persona interesada en mejorar su desempeño tiene que analizar: sus características personales, sus competencias y su comportamiento. Son estos tres componentes los que impactan en los resultados de una persona en el trabajo.


Las características personales engloban tres aspectos: la condición física de la persona, sus rasgos de personalidad y su inteligencia, en un sentido amplio. Las tres se forjan a partir de nuestra genética o en nuestra juventud. Por eso no hay que tratar de cambiarlas, no hay que pedir peras al olmo y creer lo que no somos. En cambio, si resulta útil ser consciente de ellas, es decir, el AUTOCONOCIMIENTO.

Las competencias se definen como las características personales que son causales de un exitoso desempeño, que pueden ser habilidades técnicas o de conocimientos, o conductuales, como liderazgo o trabajo en equipo, que van a servir en cualquier posición que un trabajador ocupe en alguna empresa. Aqui lo mejor es aprovechar las FORTALEZAS, pues no se puede pretender ser perfecto en todo.

En cuanto al comportamiento, lo que hay que cultivar son nuestras inclinaciones, por ejemplo cuando nos equivocamos en determinadas situaciones, y el mal humor nos asalta o nos ponemos más nerviosos de lo normal, la solución: El AUTOCONTROL, nada más ni nada menos.

En la conjunción de estos tres componentes se produce la relación de Pareto: 10% de cambio positivo en uno produce una mejora del 80%, así mismo cuidar nuestras inclinaciones un 10% de las veces, puede producir un 80% de mejora en nuestro desempeño del trabajo.

Fuente: Libro "Desarrollo de Habilidades Directivas" - Whetten & Cameron

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres